Higiene ambiental  La Cocina Italiana!! Verano y Diversion!


Darling Tennis Club, un sueño a punto de cumplir cien años.

 El 11 de abril de 1918, 25 personas, miembros de familias tradicionales del barrio de La Boca,  fundaron el Darling Tennis Club, una institución que se encamina a cumplir sus primeros cien años, durante los cuales  el empeño y entusiasmo de sus socios consolidó un sueño que sorteó numerosas dificultades, algunas de las cuales lo pusieron al borde de la desaparición.
    Sus mentores fueron el primer presidente, Juan G. Castagnola, el vicepresidente Andrés Ossainak, el secretario  Rogelio Bianchi y el tesorero Lucas D. Vucassovich, quienes eligieron como colores distintivos el azul, amarillo y granate, presentes en el escudo del club.


    Los primeros pasos fueron encontrar un espacio para las instalaciones. Así, la  la empresa "Las Catalinas" cedió una fracción de tierras donde se yergue actualmente el hospital Cosme Argerich, sobre la avenida Almirante Brown, cuya edificación  obligó en 1940 al traslado del Darling, que tras numerosas gestiones se estableció  en sus actuales terrenos de Brasil 50, muy cerca de aquella ubicación original.
    En ambos casos, las instalaciones fueron levantadas con el propio esfuerzo de sus socios, a pico y pala, dedicando el tiempo que le permitían sus ocupaciones.
    La institución albergó cada vez más socios, y abrió sus puertas siendo pionera con los torneos "Crepusculares",  pensados para aquellos jugadores que podían competir una vez concluida la jornada laboral.   
     El club también organizó en sus primeros años numerosos eventos sociales que convocaron a vecinos del barrio y alrededores, tradición que se mantiene en la actualidad.
     Cuando parecía que el Darling tenía un destino seguro donde echar raíces, surgieron imponderables que lo pusieron al borde de la desaparición: en 1961 el anuncio de la venta de los terrenos de Brasil 50,  en el marco de un plan del Estado para enajenar terrenos  fiscales, en 1964 una ampliación proyectada de la Avenida Martín García, finalmente descartada, y en 1972 la construcción de la autopista Buenos Aires La Plata, cuyo trazado original hería de muerte a la geografía del club.
    El climax llegó durante 1975, cuando el Darling recibió una notificación que lo intimaba a abandonar el predio en 15 días.
    La Comisión Directiva de entonces, presidida por Juan Manuel Stagnaro,  aceleró un conjunto de acciones ante las autoridades nacionales y municipales y un plan de difusión en los medios.
    Por ejemplo, se acaban de cumplir 40 años de cuando el mejor tenista argentino de la historia, Guillermo Vilas, visitó el club el 10 de julio de 1976 para inaugurar la cancha 7 (hoy Nro. 1) bautizada con su nombre.       
    Esas  gestiones y las acciones de  difusión rindieron sus frutos y el Darling consiguió finalmente que las autoridades, algunos años después, otorgaran un plan de pagos para adquirir su predio de casi tres hectáreas, cuyo boleto de compra venta se firmó en 1981 y la escritura traslativa de dominio en 1989.
     Esa situación impulsó a otras instituciones de la ciudad a iniciar la regularización de su estatus patrimonial dando origen a la Cámara de Instituciones Deportivas, de la que el Darling fue fundador.
     De ahí en más comenzó una etapa de consolidación y crecimiento social y deportivo por parte de las Comisiones Directivas que presidieron Carlos Zamboni, nuevamente Stagnaro, Enrique Chapotot, Juan Fornasari, Flavio Ferrari y, actualmente, Daniel Calabrese.
      Las antiguas instalaciones de estilo inglés, de chapa y madera, dejaron su lugar a mediados de los ochenta a los nuevos vestuarios, el ala reservada a 
la Administración y Salón de Juegos y el nuevo restaurante-confitería, en el estilo colonial distinguido por sus tejas, columnas y galerías. 
       También se construyeron el frontón doble, el quincho,  natatorio con solarium, el gimnasio y tres canchas  de tenis, y otras tantas,  siempre de  polvo de ladrillo, ya entrado el nuevo siglo, en el terreno lindero que utiliza el club desde mediados de los ochenta por un convenio con la Administración General de Puertos (AGP).
       Esa geografía que sorprende atrajo el interés de figuras destacadas del deporte en su paso por Buenos Aires, como el ex campeón mundial de ajedrez Gary Kasparov y el ex crack francés de fútbol Zinedine Zidane.  


       En lo deportivo, el club organiza cada año su tradicional Torneo Interno y es escenario, desde hace varias temporadas, del Torneo de Veteranos Grado 2 y el de Menores Grado 3 de la Asociación Argentina de Tenis, con gran cantidad de inscriptos. 
       A su vez, sus equipos de interclubes han tenido y tienen destacadas actuaciones en las categorías por edades y libres.
       La primera división de caballeros fue campeona en dos temporadas (1996 y 2000) y este año encara la competencia por cuarto año consecutivo en  la categoría.
      El resto de sus equipos ha obtenido numerosos ascensos, todos con jugadores surgidos del club en la Escuela de Tenis formativa, a cargo del profesor Patricio Pedró, y el centro de entrenamiento avanzado dirigido por la profesora Cynthia Conti.
        Pero el Darling es algo más que tenis, y en estos casi 100 años ha interactuado con la comunidad cediendo sus instalaciones a escuelas, hospitales, bomberos y organismos públicos,  a la vez que realiza eventos culturales que congregan a socios y vecinos y le valieron la condición de "Sitio de Interés Cultural" otorgado por la Lesgislatura de la Ciudad en 2003.
        El verde de sus jardines, custodiado por árboles añosos, el naranja de los courts y el celeste del natatorio sobresalen entre el paisaje urbano, en una de las  zonas de mayor desarrollo  de nuestra ciudad.            
       En sus salones y galerías, las fotos de las distintas generaciones que hicieron el Darling animan  a su comunidad a seguir creciendo y superándose para formar buenos deportistas pero, sobre todo, buenas personas. 

Socios posando en 1932, entre los cuales la familia Martorell, cuya hija Silvia fuera la esposa del presidente Humberto Illia (de izquierda a derecha, primera de la fila de las sentadas)
 


 Socios del Darling construyendo las primeras!

 

Para más informacíón del Darling Tennis Club, en Av. Brasil 50, San Telmo a metros de Puerto Madero. www.darlingtennisclub.org

 

 

Higiene ambiental Marketing Online


La mejor Carne al mejor Precio Llevamos el cine a tu casa! La Mejor Carne de San Telmo La Mejor imagen Yoga y Reiki El Mejor Seguro

Estética Dental! Marketing Online