Higiene ambiental  La Cocina Italiana!! Verano y Diversion!


El saneamiento del Riachuelo viene demorado

El Paseo del Bajo avanza, pero el saneamiento del Riachuelo viene muy demorado.

Horacio Rodríguez Larreta, acompañado por el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, y el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, lanzando el plan de integración social y urbana del Barrio Saldías. 


Además de la audiencia pública por el aumento en la tarifa del gas que se desarrolla en la Usina del Arte, se realizaron 2 convocatorias del mismo estilo muy importantes para la Ciudad de Buenos Aires. Una de ellas tiene que ver con el Paseo del Bajo, la megaobra subterránea que unirá las autopistas Illia con la Buenos Aires-La Plata, con una inversión prevista en US$ 650 millones. Tuvo el visto bueno en la mayoría de los disertantes, salvo algunos planteos sobre las 9 hectáreas de espacio público que se venderán para financiar la obra con construcción de edificios. En cambio, no fue tan positiva la audiencia sobre el saneamiento del Riachuelo que organizó el ministro de Medio Ambiente de la Nación, Sergio Bergman, también presidente de ACUMAR (Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo). Es que el principal plan de limpieza general comenzará recién en 2023, el cual incluye un colector cloacal en la margen izquierda del Riachuelo y plantas de tratamiento cloacales.

A principios de abril, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentó orgulloso lo que según el será la obra más importante de su gestión, el Paseo del Bajo, proyecto históricamente postergado y también conocido como "Autopista Ribereña". En audiencia pública, funcionarios a cargo del proyecto explicaron los detalles del mismo.

La nueva autovía tendrá más de 6 kilómetros de extensión conectando el sur con el norte de la Ciudad. Los camiones y micros podrán bajar desde la Autopista Buenos Aires-La Plata, cruzar la zona del centro a través de una trinchera exclusiva sin semáforos, e ingresar directamente en el Puerto y en la Terminal de Ómnibus de Retiro. El 40% de los que transitan por la zona son camiones de carga, por la actividad del puerto.

Al costado de la vía exclusiva para vehículos pesados, sobre las avenidas Alicia Moreau de Justo y Madero-Huergo se ubicarán los carriles para tránsito liviano. Habrá cuatro en sentido norte y otros cuatro sentido al sur, separados por un boulevard de uso exclusivo para autos y colectivos de corta distancia. En cuanto al impacto ambiental del Paseo del Bajo, explicaron que no afectará el acuífero Puelche ni las napas subterráneas, aunque si incidirá en los estacionamientos de Puerto Madero, que serán reemplazados por unos provisorios.

En general, quienes participaron de la audiencia, estuvieron de acuerdo. Sólo dejaron algunas cuestiones a considerar como que el Paseo del Bajo podría perjudicar una futura conexión de las lineas A y B de subte, para que culminen en Puerto Madero, el cierre de algunos estacionamientos y la financiación de la corporación Puerto Madero.

Además, si bien el gobierno porteño había anunciado que a los costados de los carriles para vehículos livianos y sobre la trinchera para camiones, la Ciudad ganaría más de 60 mil metros cuadrados, otro cuestionamiento tuvo que ver con la privatización del espacio público.

Es que para financiar parte de la obra, la Ciudad y la Corporación Antiguo Puerto Madero, el GCBA apelará a la construcción de edificios, que mayormente serían dedicados a oficinas, en terrenos ferroviarios linderos a la futura autopista, entre las avenidas Antártida y Madero, y Cecilia Grierson y las plazas de Retiro. Se trata de un terreno de 90 mil metros cuadrados en el que se pueden construir entre 200 y 250 mil metros cuadrados en torres. "El Gobierno parece más concentrado en el negocio inmobiliario que en mejorar la movilidad ciudadana", dijo uno de los ponentes.

Sanear el Riachuelo, un proceso muy lento

A ocho años del fallo de la Corte Suprema que ordenó el saneamiento del Riachuelo (causa Mendoza), el presidente de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) y ministro de Ambiente de la Nación, Sergio Bergman, encabezó hoy la audiencia pública para comunicar la actualización del Plan Integral de Saneamiento Ambiental (PISA) del Riachuelo, una medida que la Justicia impuso en julio. Pero más allá de que se lleve a cabo el PISA, no hay optimismo en ACUMAR, ya que el primer plan general para el saneamiento comenzará a concretarse recién en 2023.

El ingeniero químico al frente del PISA, Julio Torti, explicó "buscamos que tanto actores públicos como privados cumplan con las normativas". En este sentido, destacó en la audiencia llevada a cabo en el Centro Metropolitano de Diseño de Barracas, que unas 218 industrias de la Cuenca son contaminantes y que por segundo se tiran entre 12 y 15 m3 de agua contaminada. "Hay plantas de tratamiento que funcionan mal y que vamos a remover, e impulsamos nuevas iniciativas como el Polo Petroquímico Dock Sud. Buscamos plantear nuevos límites de descarga admisible de desechos", enfatizó.

Torti agregó que "se están construyendo las plantas de Lanús y Fiorito, que tendrán un tratamiento de efluentes para 80 mil y 300 mil personas, respectivamente. Además de la planta Riachuelo, la principal para ese tipo de tratamientos, pero que recién comenzará en 2023".

En tanto, el ingeniero civil del área de infraestructura de ACUMAR, Pablo Paivonskis, explicó como funcionará el plan Riachuelo. "Es una solución integral para el área metropolitana. El problema es que el sistema de cloacas estaba en estado crítico. No tenía capacidad de transporte, los conductos habían quedado chicos. Esto generaba grandes problemas, porque en gran parte del área mucha gente no tenía cloacas en sus casas. Y no podía conectarse a la red, no había manera de agregarle más líquidos cloacales".

También detalló que "se trata de tres obras. La primera es el Colector Margen Izquierda, que va desde General Paz por debajo de Osvaldo Cruz hasta La Boca. Después cruza el Riachuelo, hace un desvío y termina, por último, en una planta de tratamiento en Dock Sud, la segunda obra, también en construcción. Es una planta sobre terrenos ganados al río Avellaneda. Está además el Emisario Subfluvial de 11km por debajo del Río de la Plata, para disponer finalmente los efluentes pretratados en el río a través de 3 km de dispensores. El Emisario es la tercera obra".

Algunos de los expositores remarcaron inquietudes respecto a la actualización del PISA. Uno de ellos fue Andrés Nápoli, de la Fundación de Derechos Ambientales, quien destacó que "no tiene diagnósticos específicos ni planes de acción concreta. No se sabe que se está haciendo con la recomposición ambiental. Además, denunció que "en el Polo Petroquímico de Dock Sud, a la salida del Riachuelo, sigue viviendo gente y no se brindan soluciones habitacionales".

Sanear un río como el Riachuelo fue posible en otros países del mundo. El Rin, que atraviesa varios países, es un caso de éxito, al igual que el Támesis, en Gran Bretaña. Según Torti, el caso del río londinense se puede comparar con el del Riachuelo y demoró 40 años.

El fallo de la Corte para sanear el Riachuelo fue la respuesta a una demanda iniciada por vecinos de Avellaneda y La Boca, encabezados por Beatriz Mendoza, que denunció a un grupo de empresas porque la contaminación estaba afectando gravemente su salud. Sin embargo, el monitoreo y los estudios a la población afectada son una de las grandes falencias del plan de saneamiento.

Respecto al presupuesto que ACUMAR maneja para llevar a cabo el PISA, cabe mencionar que semanas atrás, la Auditoría General de la Ciudad señaló que entre 2011 y 2014 el gobierno porteño invirtió en la cuenca Matanza Riachuelo más de $1.653 millones. Sin embargo, el organismo de control indicó que “no hay identificación presupuestaria de las acciones que integran el Plan Integral de Saneamiento (PISA), se está trabajando en ello”, algo que tampoco fue detallado hoy.

Higiene ambiental Marketing Online


La mejor Carne al mejor Precio Llevamos el cine a tu casa! La Mejor Carne de San Telmo La Mejor imagen Yoga y Reiki El Mejor Seguro

Estética Dental! Marketing Online