Higiene ambiental  La Cocina Italiana!! Verano y Diversion!


Los Banqueros en Hotel Hilton

El Banco Ciudad, junto al Comité Latinoamericano de Asuntos Financieros (CLAAF) y la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), presentaron en el Hotel Hilton de Puerto Madero la conferencia internacional “Nuevos Desarrollos Económicos y Financieros: Lecciones para la Argentina”, que reunió a muy importantes economistas de toda la región.

En el último panel, titulado "Formulación de la política Monetaria bajo Flexibilidad Cambiaria", los organizadores reunieron a representantes de cuatro bancos centrales del cono sur. Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Mario Bergara, banquero central de Uruguay, André Lara Resende, ex miembro del Banco Central do Brasil, y el ex presidente del Banco Central de Chile, José de Gregorio,  compartieron panel con la eminencia de la universidad de Columbia, Guillermo Calvo.

El presidente del Banco Central de Uruguay señaló que para contener los precios deben estar alineadas las políticas, monetarias, cambiarias y fiscal. "Si se decuida alguna, se puede caer todo", advirtió.
Mario Bergara fue el primero en hacer uso de la palabra para advertir acerca de “un recrudecimiento en la volatilidad e incertidumbre” de la economía mundial. “El mundo económico funciona sobre una lógica basada en un comportamiento de manada y actualmente hay cuatro veces más de dólares moviéndose por todo el mundo”, advirtió.

Por ende, recordó que en Uruguay pasaron de hacer política de agregados monetarios, luego de metas de inflación mediante tasa de interés -como está experimentando ahora Argentina- y luego volvieron a hacer agregados monetarios. "No hay que ser dogmáticos", aseguró Bergara y recomendó que cada país use la herramienta de política monetaria que mejor le funcione para garantizar la estabilidad de precios.

Al respecto, aclaró que el éxito de una política monetaria depende de tener consistencia entre la política de precios, la financiera, la cambiaria y la fiscal, porque si se descuida alguna de ellas "puede hacer caer todo". Una señal de alerta para Argentina que tiene su déficit disparado, como reconoció el propio Gobierno esta semana.

A su turno, Sturzenegger, afirmó que “hoy el tipo de cambio flotante es una herramienta fundamental para generar estabilidad macroeconómica en la Argentina” y estimó que más allá de la inestabilidad mundial, “para la Argentina sigue siendo mucho más importante lo que hacemos adentro del país”. Horas antes el CLAAF había publicado un documento en el que exhortaba a los gobiernos latinoamericanos a no empeorar con decisiones internas problemas que mayoritariamente vienen desde afuera por la dependencia estructural de las economías latinoamericanas del crédito externo.

En este sentido, Sturzenegger destacó que el cambio en la política monetaria que instrumentó desde que asumió, permitió que tanto frente al Brexit como ahora por el efecto Trump, "el pass-through fue cero. El traslado a precios de la suba del dólar de las últimas semanas fue prácticamente cero", se jactó el titular del Central.

Por ende, el titular del BCRA recomendó evaluar la estabilidad cambiaria más allá del dólar. Al respecto, sostuvo que "el tipo de cambio respecto al dólar se depreció pero se apreció frente al real y el tipo de cambio multilateral esta constante".

Además, Sturzenegger insistió en que la reducción de la emisión monetaria del 50 al 20 por ciento que se produjo en el primer semestre fue uno de los factores fundamentales para la reducción de la inflación en la segunda parte del año.  Y reiteró que en el último trimestre la inflación promedió el 1,5% y que por ende, anualizada, "corre por debajo del 20 por ciento" para los próximos meses.

Respecto del frente fiscal, que generó rispideces entre Sturzenegger y el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, el banquero indicó que “para hablar de sustentabilidad de mediano plazo hay que ver lo que hizo Macri en su gestión de la Ciudad de Buenos Aires, con un fortísimo proceso de ordenamiento fiscal, lo que indica una trayectoria posible para la Argentina”.

Sturzenegger dijo que la inflación se estabilizó en torno al 1,5% mensual lo que indica que anualizada estará por debajo del 20%. Y respecto al déficit, señaló que hay que mirar el mediano plazo y confiar en Macri.
En este punto coincidió con Bergara en que una buena política monetaria se caracterizada por cuatro pilares: “inflación baja, tipo de cambio flotante, sustentabilidad fiscal y estabilidad financiera, lo importante es no ser dogmático. El arte es jugar con esos cuatro elementos con suficiente flexibilidad”, apuntó.

Asimismo, se mostró sorprendido porque en la Argentina se tiende a desconocer la influencia de la política monetaria en el proceso inflacionario: "Me sorprende la poca percepción sobre el impacto del dinero en el proceso inflación", lanzó como crítica el funcionario que buscó llevar tranquilidad al auditorio sobre el voluminoso stock de Letras del Banco central (Lebacs). Negó que pueda convertirse en un problema ya que "alcanza a 660 mil millones de pesos, de los cuales 200 mil millones fueron destinados a comprar dólares y por ende tienen el debido respaldo" en las reservas internacionales.

Tras la intervención de Sturzenegger, el ex economista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Guillermo Calvo, destacó que con esta gestión "el Banco Central se transformó en una institución seria, con objetivos claros, reglas muy transparentes y que esperamos que funcionen”, pero advirtió sobre los desequilibrios en materia fiscal y la dificultad que afrontará la autoridad monetaria para lograr las metas de inflación impuestas bajo esos parámetros.

"Si la gente ve que hay un déficit fiscal importante es muy difícil hacer política monetaria", advirtió el profesor quien recordó que las altas tasas de interés  pueden generar problemas como en Brasil en los años ochenta porque generaban recesión y presionaban sobre el déficit fiscal.

Si la gente ve que hay un déficit fiscal importante es muy difícil hacer política monetaria, señaló Guillermo Calvo y recordó que en los 80 Brasil por las altas tasas de interés tuvo recesión y esto agravó el déficit.
Al final de la jornada, Sturzenegger le respondería que esa incertidumbre se intentó salvar estableciendo un monto definido de asistencia al Tesoro, que para 2016 fue de 160 mil millones de pesos y que ya fue fijada para 2017 con una baja real de un tercio.

 Una vez más aseguró Calvo recordó la importancia de la coherencia entre las políticas económicas fiscal y monetaria y relativizó la flotación libre de la moneda ya que “no hay Banco Central que solo aplique flotación de tipo de cambio, sino que todos intervienen directamente o indirectamente”.

En ese sentido, indicó que “el Banco Central argentino aplica flotación pero acumula reservas monetarias”, y también puntualizó que “el instrumento que los bancos centrales emplean para intervenir es la tasa de interés”.

Por último, el economista brasilero Lara Resende, sostuvo que las sociedades modernas avanzan “hacia una economía de crédito puro” por lo cual “cambia el eje de funcionamiento” de los bancos centrales. Opinó que “los bancos centrales han perdido eficacia en el uso de los instrumentos monetarios porque el cambio tecnológico está reduciendo el uso de la moneda”.

Lara Resende, ex miembro del Banco Central de Brasil, planteó que muchos teóricos modernos sugieren “ir hacia una economía de crédito puro, donde no hay efectivo, ni tampoco depósitos bancarios". Para el académico brasilero, el mundo “enfrenta un anacronismo institucional y un vacío teórico, en el cual no hay un ancla hacia la inflación”.

Higiene ambiental Marketing Online


La mejor Carne al mejor Precio Llevamos el cine a tu casa! La Mejor Carne de San Telmo La Mejor imagen Yoga y Reiki El Mejor Seguro

Estética Dental! Marketing Online