Higiene ambiental  La Cocina Italiana!! Verano y Diversion!


Que falta en Puerto Madero

Puerto Madero según los vecinos: valoran la seguridad y advierten que faltan puentes y escuelas.
También resaltan los espacios verdes. Y reclaman por las pocas opciones para hacer compras.

Con casi 35° de sensación térmica, caminar por las veredas del Dique 1 es ciertamente un desafío. Aún sin arbolado público, se suda la gota gorda, casi al mismo nivel que supone cruzar la 9 de Julio al mediodía o bajar al nodo Obelisco, en donde confluyen las líneas B, C y D, considerado el corazón del infierno en el subte. El calor golpea fuerte en Puerto Madero, pero aquí los vecinos tienen piscinas a las que recurrir.

En el Dique 2, Juana Manso al 1600, hay muchos que llegaron a fines de los años 90 a vivir en los primeros edificios de viviendas.

Y La historia del Puente de la Mujer, un ícono porteño que cumple 15 años

"Al principio nuestros familiares y amigos desconocían por completo la zona. Sin los GPS que hay ahora, teníamos que hacerles mapas para que lleguen. Todos te decían lo mismo: '¡Están locos, cómo van a vivir ahí!' Y un poco de razón tenían. Muchas veces pensé en mudarme pero más veces me convenzo de que es un lugar que elegiría otra vez. Estamos lejos de muchas cosas, pero hay seguridad; los fines de semana el barrio colapsa de gente, pero en la semana es muy tranquilo; no tenemos escuelas ni opciones de supermercados, pero el espacio público es increíble.
Ningún barrio es perfecto", concluyó un vecino quien vive en el complejo Los Cipreses, con su mujer y un hijo a punto de mudarse... también a Puerto Madero. En la vereda de Alberto, los árboles sí dan mucha sombra. Como fueron plantados hace casi 20 años, sus copas ya llegan al sexto piso del edificio.

Tomando un milshake de banana split, otra vecina se organiza con sus hijos -de 6 y 8 años- y la escuela: "Pensábamos que el tema iba a ser un drama, porque no hay escuelas en el barrio, pero después conoces las historias de un montón de familias que se trasladan y viajan para llevar a los chicos al lugar que quieren, o pueden.
Acá muchas familias llevan a los chicos al St. George Collegue de Quilmes, van por la autopista, en contra del tránsito y eso les simplifica el traslado. Nosotros los llevamos a Palermo y no es un drama, te acostumbrás". Y agregó: "Esperamos que las obras del Paseo del Bajo mejoren la circulación, porque tiene que haber más puentes o hay que ensanchar los existentes".

Otro problema son las expensas. "Son muy caras porque los edificios tienen muchos usos comunes. Por otro lado, como sé que sucede en todos los edificios con amenities de cualquier barrio, se usan muy poco. Hay edificios nuevos en donde se han reducido los metros destinados a los amenities", indicó. En un departamento de casi 200 metros cuadrados, paga $ 12.000 de expensas por mes.

Higiene ambiental Marketing Online


La mejor Carne al mejor Precio Llevamos el cine a tu casa! La Mejor Carne de San Telmo La Mejor imagen Yoga y Reiki El Mejor Seguro

Estética Dental! Marketing Online